El Che

Por Fredy León

 

La vida es una secuencia continua de actitudes, comportamientos y decisiones que, para bien o para mal, uno va asumiendo en su momento.

 

La vida nos otorga el privilegio de poder volver la vista hacia atrás, valorar el sentido de las decisiones e interpretar su significado real, pero no podemos modificar los hechos ni cambiar el pasado.

 

Somos espectadores pasivos del pasado, pero lo que sí podemos hacer es atrevernos a cambiar el presente e imaginarnos el futuro.

 

Pero para ello se requiere mirar el horizonte, ser un visionario, construir sueños colectivos y tener la convicción para luchar por hacer realidad los ideales.

 

La historia está llena de ejemplos de hombres y mujeres que con sus actos cambiaron el curso de la historia. Y uno de ellos, por su grandeza moral, mística revolucionaria y ejemplo de coherencia entre la palabra y la conducta, es el guerrillero heroico, el Comandante Ernesto “che” Guevara, el revolucionario que se transformó de ser un simple espectador del pasado, en el hacedor de un futuro que hoy lucha por hacerse realidad en medio de las grandes contradicciones que marcan el ritmo de la historia.

 

El che alcanzó la inmortalidad porque es sinónimo de rebeldía, porque se atrevió a imaginar el futuro y porque en su momento tomó la decisión de emprender un camino que creía era la única alternativa para acabar con siglos de explotación y miseria humana.

 

El che luchó por sus ideales socialistas con la mente abierta, el fusil en la mano y el corazón entregado a la liberación de los pueblos de nuestra Abya Yala.

 

Lastimosamente la historia se confabuló con el pasado para derrotar los sueños del futuro. La voluntad no pudo quebrar el curso de la historia.

 

El che murió en su intento de saldar las viejas cuentas con ese pasado de oprobio; pero su sangre, roja y pura, regó las semillas del futuro que hoy, venciendo las grandes dificultades que toda obra verdaderamente revolucionaria tiene que enfrentar, germinan en la conciencia de la patria nueva que se va abriendo paso.

 

El che es el revolucionario que con su muerte se adelantó a su tiempo, y hoy, en medio de la bruma de la historia que las luchas de nuestros pueblos van disipando, se yergue victorioso.

 

Esa es la grandeza de el che, el comandante inmortal, el revolucionario siempre presente en cada una de las luchas que libran los pueblos americanos, el ser humano integro y solidario cuyo ejemplo pertenece al futuro.

 

Anuncios
Minientrada | Publicado el por | Etiquetado | Deja un comentario

Las doble muerte de Mariátegui

Por Fredy León

José Carlos Mariátegui fue una de esas grandes figuras históricas que en su corto peregrinaje por la vida dejó profundas huellas que dificilmente el implacable paso del tiempo podrá borrarlos del todo.

 

Tan grande y fecunda fue la obra del Amauta y tan inmensa su figura intelectual que para abandonar el mundo terrenal, tuvo que morir dos veces: una muerte física y otra muerte política.

 

La primera, destino ineludible de todos los seres humanos, ocurrió prematuramente el 16 de abril de 1930 como consecuencia de una penosa enfermedad.

 

El Amauta falleció sin ver realizado sus grandes ideales al cual dedicó lo mejor de su existencia: “concurrir a la creación del socialismo peruano”, pero nos legó una rica herencia cultural asi como los principales instrumentos para culminar la tarea iniciada por el Amauta.

 

La segunda, la muerte política de José Carlos Mariátegui, se produjo en ese corto periodo de 1963-64 cuando sus díscolos discipulos decidieron sepultar la creación heroica del Amauta.

 

La división del Partido Comunista en dos vertientes, una alineada con Moscu y otra con China, significó en la práctica el ocaso final de la herencia política del Amauta.

 

La tragedia de esa división fue que fracturó y desarticulo al sujeto social revolucionario definido con claridad por Mariátegui, y además, sembró en la conciencia de la militancia partidaria el gérmen de la división que hoy nos identifica.

 

Luego de la división del Partido la revolución socialista quedó como una tarea demasiado grande para los escombros de esas dos organizaciones que perdieron su nexo con el incesante ritmo de la historia, y en su lugar, se dedicaron con mas vehemencia que inteligencia, a disputarse las devaluadas siglas partidarias. El Partido se transformó en un objetivo en si mismo.

 

En esa pugna infertil y sin sentido, el socialismo se convirtió en una lejana e irrealizable utopía incomprensible para las pequeñas mentes dogmáticas que destruyeron la esencia viva, creadora y profundamente revolucionaria del pensamiento mariateguista.

 

Como consecuencia de la división la acción política de los comunistas se redujo al pequeño espacio de la disputa hegemónica y control burocrático del movimiento social que se fragmentó debido a las luchas partidarias.

 

Mariátegui nunca concibió la revolución como una obra exclusiva del partido o para beneficio del Partido, sino como una obra de las masas populares; por ese motivo, toda su labor intelectual y actividad política lo dedicó a difundir los ideales socialistas entre las masas populares, crear conciencia de clase y construir los instrumentos orgánicos para lograr esa misión.

 

Para Mariátegui, el Partido tenía únicamente razón de ser si se transformaba en la parte activa, en el elemento consciente y sujeto político organizador de la clase social llamada a construir el socialismo; pero sobre todo, Mariátegui concebía al Partido como el principal factor unitario.

 

Nunca va estar de mas recordar los contundentes alegatos escritos por Mariátegui convocándonos a la unidad.

 

Mariátegui fue por excelencia el gran teórico del frente único, el brillante estratega político que comprendió a cabalidad la importancia de la unidad de clase. La división de 1963-64 alteró radicalmente ese curso y muchos comunistas terminaron convertidos en eternos diletantes y justificadores de la división.

 

Mariátegui tenía “una declarada y enérgica ambición”; con su obra teórica abrió una nueva época en el desarrollo del pensamiento revolucionario y señaló un camino a transitar. La división cerró en falso ese fecundo periodo lleno de grandes retos históricos, desandó a marcha forzada el camino transitado por Mariátegui y convirtió al Partido fundado por el Amauta en una grotesca criatura incapaz de llevar a cabo una gran obra histórica

 

Hoy esa visión mariateguista de partido de nuevo tipo agoniza extraviado en los recodos de la historia. De la creación heroica de Mariátegui no queda nada, solo la nostalgia.

 

Por eso no resulta extraño que hasta la conmemoración del 7 de octubre se haya convertido en una fecha simbólica, sin sentido de futuro, sin espacio para la crítica, sin capacidad para plantearse el camino de la reunificación de los comunistas. Un acto de un puñado de militantes dedicado unicamente a mirar el pasado, a vivir de la nostalgia, un acto que nos recuerda que los sentimientos sectarios son mas fuertes en esas dos pequeñas organizaciones que irresponsablemente prolongan su división en dos grupos asimétricos: los que quieren olvidar y los que no pueden recordar que el Partido Comunista surgió para construir el socialismo.

 

Pero lamentablemente el único mensaje que envían esos dos partidos comunistas, que celebran por separado una fecha que debería pertenecer a todos los revolucionarios, es recordarnos una vez al año que estan aquí, sí; pero no saben a donde ir.

 

Minientrada | Publicado el por | Etiquetado | Deja un comentario

España se rompe

Por Fredy León

Las brechas entre España y Catalunya se agrandan. La división del país ibérico parece inminente y el anunciado divorcio puede tener visos dramáticos si continua la escalada de enfrentamientos. En Catalunya, los viejos fantasmas de la sangrienta guerra civil española amenazan con renacer para saldar su deuda con la historia.

 

Lo sucedido en Catalunya el 1-O fue el suicidio inducido de la democracia española bajo un escenario surealista nunca antes visto; policias enmascarados apaleando brutalmente a ciudadanos de toda edad que pacificamente querian cumplir con el viejo ritual sobre el que se sustenta la democracia: votar.

 

Si un ciudadano no puede ejercer su derecho básico de votar, la democracia pierde su valor principal.

 

El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, apostó a impedir el referéndum catalán utilizando todo el poder coercitivo del estado español.

 

Y fracasó en su torpe intento y España perdió su imagen de país democrático.

 

Resultado de ese estrepitoso fracaso: España está a punto perder su poder sobre Catalunya. Y tras palos, cuernos. No solo es el problema catalán que debe preocupar a España, no olvidemos que los vascos -y en menor medida- los gallegos mantienen viejas cuentas pendientes con el Estado Español.

 

Rajoy, que se caracteriza por su orfandad de ideas, sacó a relucir lo peor de la tradición autoritaria y despótica de la derecha española que nunca renunció a su pasado franquista.

 

Cuando todo aconsejaba que el tema Catalán había que encarrilarlo por cauces de la política y el diálogo activo para buscar una salida pactada -como sucedió en Quebec y Escocia- Rajoy taimadamente no hizo nada y pensó que, frente al acto político del referéndum -que tenía mas de simbólico que real- bastaba con actuar con mano de hierro, como en los tiempos de Franco.

 

Rajoy procedió a militarizar Catalunya con la ilusión que ese tropel de policias iban a lograr requizar urnas, destruir cédulas de votación y reprimir los anhelos independentistas de un sector de la población catalana.

 

Las imagenes que han dejado el accionar de la policia el 1-O no dan lugar a duda. La policia intentó hacer su tarea sucia, pero cuando no se cuenta con el apoyo popular, los resultados son contraproducentes. Rajoy quemó sus naves y luego del 1-O, las tropas policiales son vistas como una fuerza de ocupación.

 

Rajoy, a pesar del inmenso poder utilizado y haber repetido innumerables veces que no iba haber urnas el 1-O, finalmente no pudo quebrar la voluntad de millones de catalanes que desafiaron al estado español y salieron a votar a como de lugar.

 

Y en ese caos en que se desarrolló el referéndum, el independentismo catalán ganó la partida. Ahora cuentan con un respaldo social importante, tienen la iniciativa política y han puesto a la defensiva al gobierno español que naufraga en la nada.

 

Y mientras tanto, los plazos para el diálogo entre el gobierno y los independentistas catalanes se van agotando y cada vez parece imposible.

 

Si el gobierno de Rajoy no modifica radicalmente su estrategia frente a Catalunya, entonces solo van a quedar dos alternativas: o los catalanes declaran su independencia de manera unilateral o el gobierno español decide aplicar el artículo 155 de la Constitución española e interviene -manu militare- el gobierno regional para retomar el control de Catalunya.

 

 

 

Minientrada | Publicado el por | Etiquetado | Deja un comentario

Destructores S.A.

Por Fredy León

No contento con las terribles desvastaciones que las catastrofes naturales están ocasonando en diversas partes del globo terráqueo, el inefable presidente de los Estados Unidos ha anunciado su intención de competir con las fuerzas telúricas de la naturaleza y ha dicho que está dispuesto a utilizar todos los medios disponibles para “destruir completamente” Corea del Norte.

 

Esa escalofriante amenaza de guerra total, lo ha hecho desde el cada vez mas devaluado podium de las Naciones Unidas, instancia mundial que se supone debería ser el último espacio reservado para preservar la paz mundial y el lugar privilegiado para que el azaroso lenguaje de la diplomacia reemplaze al temido tronar de los cañones.

 

Lo malo es que el imperio nunca ha entendido el valor de la diplomacia y su lenguaje siempre ha sido una mera prolongación de su poder militar.

 

Lo normal, en tiempos de calma chicha, era que en las Naciones Unidas se escuchen alegatos a favor de la paz, pero cuando vemos al presidente de la primera potencia mundial, exponer ardorosamente sus argumentos guerreristas para justificar el terrorífico ultimatum lanzado contra Corea del Norte y de paso repetir sus paranoicas amenazas intervencionistas contra Irán, Siria, Cuba y Venezuela, es por que algo está sucediendo en la escena mundial.

 

El caos reina en el mundo, la guerra se ha convertido en una rutina, los Estados Unidos han perdido el ritmo del tiempo y se está gestando un reacomodo de poderes regionales que están cuestionando la posición dominante que tiene la moneda norteamericana en la economía mundial. Si el dólar pierde su posición hegemónica, a los Estados Unidos solo le va quedar hacer una demostración de su poder militar para preservar su posición de potencia mundial.

 

Y en este caos que se avecina a pasos agigantados, así como a Donald Trump no le faltan pretextos para pasar al lenguaje de las armas, le sobran los medios para hacer realidad su amenaza.

 

Y es que los Estados Unidos cuentan con un potente arsenal militar capaz de borrar de la faz de la tierra a la República Democrática de Corea del Norte.

 

De eso no hay duda; de lo que si hay duda es de la capacidad de fuego con que cuentan los coreanos, por que si se confirman las aseveraciones que Corea del Norte ha logrado desarrollar su armamento nuclear, entonces estamos ante un conflicto nuclear donde no habrá triunfadores.

 

Trump puede destruir Corea del Norte, pero dudo que los Estados Unidos puedan evitar las terribles consecuencias de una guerra nuclear y tampoco las repercusiones políticas dado que China y Rusia ven con recelo las amenazas militares contra Corea del Norte. Ya no estamos en los tiempos de Hiroshima y Nagazaki, donde los Estados Unidos era la única potencia nuclear.

 

En una guerra nuclear todos perdemos, esa es una verdad de Perrogrullo, aunque a decir verdad, para los poderosos señores de la guera este clima pre bélico que vive el mundo, les está reportando enormes beneficios. Basta ver como ha crecido el negocio de armas en la última década. Según Amnistia Internacional la venta de armamentos ha movido la astronómica cifra de 100 000 millones de dólares. (https://www.es.amnesty.org/en-que-estamos/temas/armas/)

 

A los señores de la guerra la eventualidad de una conflaglación nuclear no creo que les quite el sueño, es su negocio. Lo que si les produce pesadilla, son las posibilidades que sus acciones en Wall Street pierdan su valor. Y es que cuando el poder de un misil pierde su utilidad práctica, el valor de las acciones de la industria militar se devaluan obstensiblemente. El precio de los misiles y las bombas se valoran más en tiempos de guerra.

 

La estabilidad y fortaleza de la economía norteamericana dependen cada vez mas del negocio de las armas. Y en este campo, Donald Trump, que se ha mostrado como un político mediocre y con grandes limitaciones intelectuales, ha demostrado poseer una habilidad singular para los negocios de guerra.

 

Desde su arribo a la Casa Blanca los gastos militares se han incrementado en casi 10% del presupuesto (54,000 millones de dólares), y en diversos puntos del mundo, se ha desatado una loca carrera armamentista.

 

Es en este campo donde se nota el verdadero talento de Donald Trump. Gracias precisamente a su discurso beligerante, que recuerda los tiempos mas álgidos de la guerra fría, ha reavivado la llama de los conflictos regionales.

 

Y justo en esas regiones donde la paz pende de un hilo, Donald Trump ha suscrito grandes contratos militares con Taiwan, Irak, Arabia Saudi, Qatar y recientemente con Corea del Sur, y ha logrado que los países miembros de la Otan se comprometan a incrementar sus gastos de defensa hasta un 2% del PBI.

 

Todo un presente en bandeja de oro para los mercaderes de la guerra.

 

Mientras por un lado, Donald Trump amenaza a medio mundo y juega irresponsablemente con la paz mundial; por otro lado, vemos como un selecto grupo de sus amigos hacen jugosos negocios de guerra. Y es que para el imperio, la guerra siempre ha sido un suculento negocio.

 

Minientrada | Publicado el por | Etiquetado | Deja un comentario

Alan rumbo al 2021

Por Fredy León

 

Alan debe estar feliz de la vida cantando la canción de Ruben Blades “la vida te dá sorpresas, oye camará / éstos novatos qué creen?” / si éste es mi barrio papá!” Luego de haber empujado a los bonzos del fujimontesinismo a promover una confrontación de poder con PPK, les ha ganado la jugada y por partida doble.

 

El fujimontesinismo ha quemado todas sus naves en lo que resultó ser una insulsa batalla de papel. Apostaron todo o nada a someter a PPK y acabaron dejando desnuda a Keiko.

 

Los pirómanos congresistas que llamaban a tomar por asalto el poder y se mostraban amenazantes retando a PPK a que disuelva el congreso, han vuelto a quedar como simples charlatanes. Fueron por lana y salieron trasquilados ¿Qué va decir ahora Keiko? ¿Se atreverá a hacer realidad sus bravuconadas y le negará el voto de confianza al gabinete Aráoz?

 

Y es que la renovación del gabinete ha dejado un claro ganador: Alan;  una perdedora: Keiko y un timorato PPK cuya máxima preocupación es cuidar su sillón presidencial.

 

Pero tras este radical reacomodo de poder en las alturas lo principal es que gracias a su astucia, Alan ha logrado lo impredecible: posicionarse como el llamado a tomar la posta presidencial en el 2021.

 

Esa es la principal victoria de Alan. A partir de ahora cuenta con los favores del poder. Tiene un ejecutivo a imagen y semejanza de sus aspiraciones políticas: el gabinete Ecoteva-Odebrecht

Minientrada | Publicado el por | Etiquetado | Deja un comentario

Y ahora PPK ¿Qué?

Por Fredy León

 

Finalmente, se desencadenó el muchas veces anunciado choque de poderes, ahora queda ver cómo saldrán nuestros queridos dirigentes de esta colisión, pues sus márgenes de maniobra son cada vez mas estrechos.

 

Lo malo de todo este zafarrancho, donde el país queda como una veleta a la espera de saber en que dirección soplarán los vientos, es que al frente de ambos poderes del estado tenemos a dos ineptos personajes que generan mayor rechazo que adhesión.

 

Ni PPK ni Keiko representan el futuro ni tienen idea de cómo encauzar el rumbo de un país sin espectativas. Y para colmo de males, la imagen del gobierno y el congreso están en caída libre; no creo que nadie derrame una lágrima si PPK decide disolver el congreso ni nadie se va echar a la calle si PPK termina como rehén de Keiko.

 

PPK y Keiko son productos del pasado, hechura de ese ambiente raro donde reina la politiqueria barata, falta de ideas, carencia de propuestas claras, ausencia de una fuerza alternativa y corrupción a granel que domina la política. Los peruanos somos buenos para quejarnos, pero nos falta coraje para ponernos la patria al hombro, por eso tenemos una clase política mediocre y corrupta que domina la escena nacional.

 

PPK y Keiko comparten casí todo. Sus planes de gobierno son copias idénticas y sus prioridades van en la misma dirección: continuidad del modelo neoliberal y defensa de la constitución. La manzana podrida de la discordia radica en el geniecito y delirios de grandeza de Keiko que no acepta ser segundona en la política nacional y en el pedido de libertad del reo mayor.

 

Por lo demás, no tienen problemas en ir juntos a misa y confesarse ante el mismo cura.

 

Pero una vez producido la colisión, por mal cálculo o ambiciones desmedidas, y abierto las puertas para la crisis de gobierno, al país le quedan tres posibles alternativas:

 

1. PPK claudica totalmente ante Keiko, se convierte en un presidente fantoche, rehen del fujimontesinismo, y para poder sobrevivir, nombra un nuevo gabinete que responde totalmente a los intereses de Keiko.

 

2. Keiko pone el pie en el freno, hace otro de sus amages, recula en su política confrontacional con el ejecutivo, abre un canal de negociación con PPK -libertad de Fujimori a cambio de rebajar los decibeles en el congreso- y da luz verde a un nuevo y/o retocado gabinete nombrado por PPK.

 

3. PPK ratifica al gabinete Zavala y fuerza el cierre del congreso. La crisis de gobierno se convierte en una crisis del regimen donde la imaginación obligará a la sociedad a escoger entre buscar parches transitorios o soluciones radicales que permitan culminar el interrumpido proceso de transición hacia una democracia plena.

 

Las cartas están echadas. ¡Alea iacta est!

Minientrada | Publicado el por | Etiquetado | Deja un comentario

Bailando con Sendero

Por Fredy León

 

Para el sector más recalcitrante y menos pensante de la derecha, Sendero Luminoso seguirá siendo el pretexto ideal para crear un clima de histeria política, revivir miedos del pasado y digitar, conforme a sus intereses, la agenda del país con la única intencionalidad de obtener réditos políticos en las próximas elecciones.

 

La derecha necesita inventar un enemigo artificial a su medida, de ahí que mantener vivo el cadáver putrefacto de SL le es útil a su esquema, por lo menos en el corto plazo, que es donde se mueve y es el límite hasta donde llega su pequeña ambición de poder.

 

No se necesita ser demasiado avispado para darse cuenta del inmenso rechazo que genera Sendero Luminoso en la sociedad y la nula posibilidad que tienen los lunáticos neo senderistas, que pululan en ese engendro denominado Movadef o los que vienen saliendo de prisión, de influir en los destinos del país.

 

Solo un discapacitado mental podría atreverse a insinuar -sin sonrojarse- que SL sigue manteniendo su capacidad para cometer acciones terroristas. Esa es una falacia, y en el peor de los casos, es no entender nada la naturaleza de la derrota estratégica que sufrió SL ni la dinámica interna de cómo funcionaba esa secta terrorista y dogmática fundada por Abimael Guzmán.

 

El proyecto histórico, original de SL, el que sostenía que “la violencia es una ley universal y la guerra popular el único método para tomar el poder”, ya no existe, fue derrotado por los propios campesinos que se rebelaron contra el terror impuesto por Sendero, y luego rematado con broche de oro, con la detención de la cúpula senderista.

 

Una vez detenido Abimael Guzmán, el senderismo como proyecto político si difuminó en la nada.

 

Sendero Luminoso es obra personal de Abimael, es la máxima realización del llamado “pensamiento Gonzalo”, ese esperpento seudo teórico elevado a dogma infalible y supuesta guía toda poderosa que debía conducirlos a la victoria. Así como Sendero Luminoso no puede existir desligado del “pensamiento Gonzalo”, tampoco puede reconstruirse bajo la jefatura de otra persona que no sea Abimael Guzmán.

 

En Sendero Luminoso Abimael tenía la hegemonía absoluta de pensar y decidir, ahí no existía ninguna cadena de mando. Abimael decidía y los demás obedecían. Ningún otro dirigente estaba al nivel de Abimael y todos debían prometer obsecuencia total al pensamiento Gonzalo. En esa secta dogmática, el culto a la personalidad de Abimael llegó a niveles paranoicos.

 

Antes de la detención de Abimael, Sendero alucinaba que había logrado “el equilibrio estratégico”; según ellos estaban en la fase culminante de su guerra y se disponían a “rematar con sello de oro la ofensiva final para tomar el poder.” Luego de la detención de Abimael, todo ese cuadro apocalíptico que Sendero se imaginaba, se derrumbó como un castillo de arena.

 

La detención de Abimael cambió repentinamente toda la narrativa que vendía Sendero. Del ficticio “equilibrio estratégico” que hablaban, Sendero pasó en cuestión de horas a sufrir una verdadera derrota estratégica que significó su final.

 

De sepultureros del sistema terminaron sepultados por ese sistema que decían combatir.

 

¿Qué pasó? Pues simplemente Sendero nunca estuvo en condiciones de tomar el poder. Sendero era una pequeña y sanguinaria máquina de terror que explotó en pedazos cuando detuvieron a su máximo líder. La narrativa espeluznante que hoy hace la derecha de Sendero Luminoso, es por lo tanto antojadiza y no corresponde a la realidad.

 

Hoy no existe la mínima posibilidad que SL vuelva a repetir esa nefasta experiencia de sangre y terror. Si el grupo fraccional de los hermanos Quispe Palomino sobrevive en el valle del VRAE, es más por la ineptitud del estado que por méritos propios de esa gavilla de narcoterroristas; y si el Movadef es un tema que concita atención, es más por las primeras planas que la prensa sensacionalista le brinda que por una presencia real en la sociedad de esa secta.

 

La única importancia política que tienen los remanentes de SL es haberse convertido en los tontos útiles que la derecha necesita para crear un falso escenario político. Sendero es la comparsa perfecta para distraer la atención pública, una fábrica de distracciones utilizado para justificar todo tipo de tropelías. Sendero sirve de pasatiempo, es para esos momentos cuando alguien señala con el dedo la luna, y aparecen algunos despistados que se quedan impávidos contemplando el dedo.

 

En el campo de la manipulación mediática la derecha no da puntada sin hilo. La derecha está contenta por haber metido nuevamente el tema del terror como punto central del debate y Sendero Luminoso feliz por sus dos segundos de fama que la prensa le ha otorgado, tal como sucedió hace poco con la huelga magisterial y ahora con morbosa cobertura mediática brindada a la bailarina Maritza Garrido Lecca, la imberbe muchachita que se hizo famosa por haber dado cobijo al líder senderista.

 

Tal como nos tienen acostumbrados la derecha bruta y achorada cuando ven que la coyuntura política les es desfavorable, han aprovechado la libertad de la bailarina para desatar una horrorosa campaña de miedo y logrado darle una relevancia política a un hecho intrascendente convirtiendo a la intonsa y comedida centinela de Abimael, en una despiadada dirigente senderista.

 

Luego de haber cumplido 25 años en prisión, condenada bajo las leyes dictadas por la dictadura fujimontesinista, la libertad de Maritza Garrido Lecca ha sido presentada como si fuera una terrible amenaza para la seguridad del país. Algunos, hasta se imaginan a la pobre bailarina asumiendo el liderazgo de las huestes senderistas, dispuesta a retomar el sendero de terror dejado por Abimael, para ahora sí, incendiar el país con alguna danza macabra.

 

El vulgar y penoso acoso personal que es objeto Maritza Garrido Lecca es realmente vergonzante. No sé si la bailarina se ha retractado de su pasado senderista, ese es un problema de ella y su conciencia, pero la prensa no puede actuar como caníbales dispuestos a devorar a su víctima, ni la defensa de la democracia puede ser utilizada como pretexto para linchar públicamente a una persona que ha cumplido con su sentencia.

 

Por más que el fujimontesinismo lo intente, no se puede encarcelar las ideas.

 

El viejo Sendero Luminoso de Abimael ya no existe, ha quedado convertido en un colosal montón de basura, tirado en el basurero de la historia, y si alguien pretende resucitarlo, no hay duda que esa aventura acabaría en una vulgar farsa. Al nuevo neo senderismo, representado por Movadef, hay que combatirlo con ideas y más ideas, y para ello hay que desnudar esa conducta retrógrada de la derecha que ha permitido a los senderistas presentarse como nuevas víctimas de esa cacería de brujas que la derecha viene torpemente implementando.

 

Movadef no tiene nada que ofrecer al país, sobrevive en la sombra como una fuerza marginal, que para horror de los viejos senderistas que juraron que no había vuelta atrás en su decisión de incendiar la pradera, ahora busca afanosamente integrarse al viejo sistema capitalista, ese sistema que alguna vez dijeron combatir con las armas hasta vencer.

 

 

 

 

 

 

 

Minientrada | Publicado el por | Etiquetado | 1 Comentario