El primer paso

Por Fredy León

Cierto, no ha sido nada fácil; más por consideraciones éticas que por razones políticas ¿o quizás es al revés? La unidad de las izquierdas siempre ha tenido grandes detractores, no hablo de nuestros queridos amigos que desde la orilla derecha creen tener todo el derecho para exigir e imponer a las izquierdas el rumbo a seguir, sino de camaradas de las izquierdas que por no asumir los riesgos de una decisión política prefieren no hacer nada y esperar que el tiempo pase mientras el neoliberalismo destruye vidas.

La corrupción es un tema muy sensible que hay que combatirlo sin pactos ni claudicaciones y desterrando la impunidad que gozan los mafiosos de cuello y corbata. Hay una corrupción sistémica que es alentado por el régimen neoliberal que tiene su sustento político en la alianza entre el partido Aprista, Fuerza Popular y un sector de empresarios mercantilistas que controlan la Confiep y que han utilizado las instituciones del estado para sus negocios turbios. Si no se combate eso, todo el discurso contra la corrupción termina siendo, en el mejor de los casos, nada más que buenas intenciones.

Junto a ello existen actos puntuales de corrupción que comprometen a personas concretas, algunas de ellas militantes de las izquierdas, como Susana Villarán, que se encuentra en prisión preventiva, o dirigentes como Vladimir Cerrón o Yehude Simons que están acusados por supuestos actos de corrupción. Aquí las izquierdas han sido claras y no se han escondido en un falso espíritu de solidaridad. Frente a las denuncias han pedido que los inculpados se pongan a derecho para que la justicia haga su labor sin interferencias de ninguna naturaleza. No ha existido ninguna complicidad, ni pasiva ni activa, con la corrupción y siempre se ha sostenido que la justicia es la única instancia que pude determinar si Cerrón y Simons son culpables o inocentes.

En este caso, como en todos los casos de corrupción, lo único que se puede hacer es dejar que la justicia haga su labor.

Pero esto no es lo que realmente preocupa a esa derecha que ha reaccionado iracundamente frente a la decisión de Nuevo Perú de participar en las elecciones al congreso en alianza con Perú Libre y Juntos por el Perú. Lo que realmente le preocupa a la derecha es que esta alianza electoral de las izquierdas pueda reducir ostensiblemente el idealizado espacio del “centro político” y polarizar las elecciones del 2020 entre los defensores del régimen neoliberal del 93 y los que proponen su cambio.

En un escenario de esa naturaleza las voces tímidas que defienden el modelo económico y recelan del régimen político, van a tener ciertamente muchos problemas para explicar ante el electorado ese su dualismo vergonzante. El problema que tienen gente como Augusto Álvarez Rodrích o Juan Carlos Tafur, para nombrar a los más renombrados oponentes al pacto de las izquierdas, es cómo defender a la vez ser compañeros de cama con la mafia aprofujimontesisnista cuando se trata de preservar el modelo económico y al mismo tiempo cómo discutir cual adolescentes engañados cuando se trata de lavar los trastos sucios de la política.

Un régimen no cae únicamente por el simple descontento popular, un régimen cae cuando existe otra alternativa política que tiene una propuesta económica que responde a las nuevas aspiraciones populares. Un régimen cae cuando en la imaginación colectiva aparece en el horizonte la ilusión de otro país y hay una fuerza política con capacidad real para disputarle a la derecha neoliberal la hegemonía social. Un régimen cae cuando surgen nuevos liderazgos que con su palabra unen a la nación en la búsqueda de nuevos caminos.

Ese es el verdadero pánico que tienen los que se horrorizan porque finalmente las izquierdas aprendieron su lección y decidieron enfrentar juntos la lucha electoral que se avecina.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Acerca de Wirataka

"Nada de lo que es humano me es ajeno." Federico Engels
Minientrada | Esta entrada fue publicada en Política y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s