¡Rompan filas!

Por Fredy León

En política no hay cadáveres hasta que no estén bien enterrados 7 metros bajo tierra, como sucedió en su momento con el Movimiento Democrático Pradista MDP o la Unión Odriísta UNO, así que creo que aún es temprano para anunciar el sepelio de Fuerza Popular.

Aunque tal como está la caótica situación que vive FP, se dirigen a pasos acelerados hacia su última cita con la historia.

Fuerza Popular tiene un pecado original: Nunca llegó a ser un partido político, no tiene un programa que los identifique, carece de lineamientos doctrinarios, nunca se preocuparon de construir institucionalidad orgánica ni les interesó promover cuadros políticos. La política de los tapers fueron su modus vivendis; funcionó para la campaña electoral del 2015, pero resultó totalmente ineficiente para tiempos turbulentos.

Cambiar eso no va ser sencillo. El elemento de identidad de FP siempre ha radicado en el apellido Fujimori. Esa fue su fortaleza y hoy es expresión de su máxima debilidad.

Los oscuros intereses de la familia -y sobre todo del jefe del clan- dictaron la conducta política de FP cuya agenda política estuvo supeditada a lograr sacarlo de la cárcel y, en un típico acto de revanchismo personal, buscaron confrontar estúpidamente contra un gobierno débil que defendía las mismas políticas que el fujimorismo.

No menos trágica fue su conducta en el congreso, una sarta de impresentables son los directos responsables del desprestigio absoluto del poder legislativo. Nunca tuvieron inteligencia para presentar una agenda parlamentaria y, fieles a su estilo lumpenesco, se abocaron a utilizaron ese poder para beneficio propio y salvaguardar a los corruptos de la justicia. Como en tiempos del “doc”, gracias a la mayoría aprofujimontesinista, los corruptos tenían la cancha libre.

FP se dividió cuando las relaciones familiares, entre Keiko y Kenji, se volvieron repentinamente tirantes. Gracias a la torpeza y ambiciones menudas de los dos hermanos Fujimori, FP mostró sus grandes debilidades y salieron a flote la fragilidad de las lealtades internas.

Salvar esa organización va demandar mucho esfuerzo y algunas ideas de por medio, algo escaso en las filas fujimontesinistas.

Pueda ser, como afirma Keiko, que la acción de la justicia haya logrado juntar a su familia y crea que con eso basta para mantener a flote la maltrecha embarcación, pero la contundencia de las denuncias que pesan sobre Keiko y su íntimo círculo de poder, la complicidad mostrada en el congreso con los corruptos, las renuncias y deserciones de algunos de sus congresistas y el hastio y rechazo que genera el fujimontesinismo en la mayoría de la sociedad han debilitado fuertemente la imagen de FP. La catastrófica derrota electoral sufrido en los comisios municipales y regionales, es el mejor reflejo del ocaso que amenaza a FP.

Visto en una perspectiva electoral, las posibilidades de una candidatura fujimoristas -ya sea en versión Keiko o Kenji- para las elecciones del 2021 ya no aparece como una opción viable. FP ha perdido su aura electoral: ya no le será tan fácil financiar una campaña electoral y comprar los votos. Y sin tapers, los fujimontesinistas han demostrado que no van a las urnas.

Reducidas al mínimo las opciones presidenciales de Keiko y Kenji para el 2021 ¿qué le queda al fujimontesinimo? Nada.

¿O alguien imagina a Becerril, Chihuán, Salgado, Tubino o Chacón como candidatos presidenciables?

Y ese proceso de descomposición política que sacude toda la estructura interna de FP parece irreversible. Pero no es solo cuestión de tiempo, hay que ganarle, aquí y ahora, al fujimontesinismo la batalla política en el imaginario popular. Y en ese campo, queda todavía un trecho importante por recorrer.

Keiko tiene al frente un calvario que recorrer y la soledad como única compañia, salvo, claro está, que por ahí suceda algún milagro, como espera esa meliflua diáspora fujimorista -tipo Madeleine Osterling- quien toda optimista se ha lanzado a la dura tarea de hacer creer a los desmoralizados congresistas que el fujimorismo es inmortal y puede “renacer de sus cenizas.”

Anuncios

Acerca de Wirataka

"Nada de lo que es humano me es ajeno." Federico Engels
Minientrada | Esta entrada fue publicada en Política. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s