Con pasado y sin futuro

Por Fredy León

Confieso que resulta difícil decidir por quién votar para la alcaldía del Cusco; y no por que existan buenos candidatos, sino todo lo contrario. De confirmarse lo que pronostican las encuestas, vamos a tener un Alcalde elegido por un puñado de votos, una autoridad con una discutida legitimidad de origen.

En este caótico aquelarre electoral que llega a su agonía final, han sido muchos –demasiados diría yo- los improvisados aspirantes que, impulsados por simples ambiciones personales, han demostrado con creces que la cantidad va en detrimento directo de la calidad. Con su presencia transformaron la campaña electoral en una tediosa letania de espectáculos de pésimo gusto y sin contenido político.

Los partidos políticos (sic) han quedado convertidos en simples fachadas electorales y actuado como meros vientres de alquiler que, en su decadencia, optaron por promover candidatos improvisados, sin liderazgos orgánicos, sin capacidad de convocatoria y, muchos de ellos, con sinuosas trayectorias políticas.

Ninguno de los postulantes a la municipalidad se caracteriza por haber abanderado una corriente de opinión ciudadana que haya sido vertebrada de manera colectiva y tampoco han mostrado preocupación real por ofrecer una visión integral sobre los problemas de la ciudad y sus promesas electorales están más cerca del pasado que del futuro de la ciudad.

La pobreza de las propuestas exhibidas por los candidatos es signo de estos tiempos de crisis de líderes e ideas.

¡Cómo no extrañar a personas como el Qosqo Runa Daniel Estrada que pusieron pasión, ideas y capacidad para gobernar la ciudad!

El Cusco es una ciudad que necesita reinventar su futuro para no perder su identidad. Tenemos un pasado de grandeza que se caracterizó por haber creado una ciudad basada en la armonía entre el espacio natural y el ser humano. Hoy esa ciudad está desintegrada, no tiene un patrón de crecimiento ordenado y el desarrollo de la ciudad se encuentra atrapada en medio de un infernal caos vehicular que se ha convertido en el principal causante del completo deterioro de un espacio que fue imaginado por y para sus habitantes.

Sin liderazgos, ideas, planes ni equipos de gobierno, el futuro del Cusco luce terriblemente sombrío y desalentador.

Anuncios

Acerca de Wirataka

"Nada de lo que es humano me es ajeno." Federico Engels
Minientrada | Esta entrada fue publicada en Política. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s