Las rabonas del olvido

Por Fredy León

“Todo se hunde en la niebla del olvido pero cuando la niebla se despeja el olvido está lleno de memoria”
Mario Benedetti

Decía el filósofo búlgaro-francés Tzvetan Tódorov que “para separar a los historiadores de los fabuladores, a los testigos de los mitómanos, se recurre a una prueba de verdad relativamente sencilla: ¿esos hechos realmente sucedieron?”

La memoria es la forma cómo recordamos esos hechos; un intento de aproximarnos, desde el presente, al pasado para descubrir la verdad de los hechos.

El olvido es todo lo contrario. Es el tiempo cubierto de polvo, es la fragmentación de la memoria en retazos inconexos para distorsionar -o negar- los hechos.

El olvido es negarnos a nosotros mismos como seres humanos.

Y eso es lo que buscan las rabonas del olvido con esa desesperada campaña que vienen realizando contra el museo Lugar de la Memoria.

Ellos quisieran que los crímenes de unos purifiquen los asesinatos de los otros; que las atrocidades cometidas por Sendero Luminoso oscurezcan las barbaridades perpetradas por los militares; que la cuota de sangre que exigia Abimael justifique las fosas comunes cavadas durante los gobiernos de Belaunde, Alan y Fujimori.

Las rabonas quieren el olvido para imponer la impunidad de los verdugos. Nosotros buscamos la memoria para que las víctimas encuentren justicia.

Anuncios

Acerca de Wirataka

"Nada de lo que es humano me es ajeno." Federico Engels
Minientrada | Esta entrada fue publicada en Política y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s