Dividámonos todos, en la lucha final!

Por Fredy León

 

La historia de la Federación Departamental de Trabajadores del Cusco (FDTC) está intimamente vinculado a la historia del Partido Comunista. Es una historia común y que tiene muchos episodios heroicos que están escrito con lucha, sudor y sangre de los trabajadores cusqueños.

 

Fueron comunistas cusqueños como Julio G. Gutiérrez, Jacinto Paiva, Casiano Rado, Mariano Lira, Simón Herrera, Sergio Caller, Oscar Rozas, Román Saavedra, Rafael Tupayachi, Alfonso Gonzáles, César Vilchez, Eduardo Polo, César Gonzáles Willis, Roberto La Torre, José Mar, Agustín Rivero (dirigente artesano, elegido primer secretario general de la Federación) quienes allá por los años de 1925 se dedicaron a organizar los primeros sindicatos de trabajadores en el Cusco, y luego, bajo los principios del sindicalismo clasista, fundaron en 1930 la Federación Obrera Departamental del Cusco, que en 1940 se convirtió en la gloriosa Federación Departamental de Trabajadores del Cusco, logrando su reconocimiento legal en 1942, durante el gobierno de Luis Bustamante y Rivero.

 

Desde sus inicios, los comunistas cusqueños tuvieron la enorme responsabilidad de dirigir la FDTC que, al poco tiempo de su fundación, se convirtió en uno de los bastiones mas importantes del sindicalismo clasista a nivel nacional.

 

La FDTC siempre mantuvo una clara identidad combativa y unitaria en defensa de los intereses de los trabajadores y del pueblo del Cusco, fue un firme protagonista de las duras jornadas de lucha contra el sindicalismo patronal que la CTP aprista desarrollaba y trabajó de manera consecuente por lograr la reconstrucción de la CGTP.

 

La presencia mayoritaria de los comunistas en el movimiento sindical cusqueño no era casualidad. Respondía a un proyecto político estratégico basado en la concepción marxista sobre el rol de los trabajadores como la clase revolucionaria mas consecuente y portadora de las nuevas relaciones de producción.

 

Los nombres de Simón Herrera Farfán, Emiliano Huamantica Salinas, Eusebio Farfán, Pedro Huilca Tecse, Roberto Rojas, Gregorio Ramos, Miguel Saavedra, Ruben Acurio, Washington Román, Efraín Yépez, Nazario Arrellano, Martha Quispe y Wilfredo Álvarez representaban esa línea de continuidad en la orientación política de la Federación.

 

Y es que resulta dificil poder separar los destinos de la FDTC de la existencia política del PC.

 

Ambos, desde la autonomía sindical y la acción política partidaria, se necesitan y complementan. Es más, su desarrollo y fortalecimiento está condicionado por el grado de unidad orgánica que exista en el movimiento sindical y por la cohesión y coherencia política con que actúe el Partido.

 

Un PC sólido es garantía de fortaleza y combatividad de la FDTC. No se puede negar ni desconocer que el partido es la escuela de formación política de donde surgieron los mejores dirigentes sindicales, y a su vez, es el sustento politico para preservar el sindicalismo clasista. Y viceversa, una FDTC unida, combativa, unitaria es el mejor espacio social de donde se nutre de nuevos militantes el PC.

 

Lamentablemente, esta relación de Partido y sindicato ha entrado en un período de crisis que ha motivado que la FDTC corre el grave peligro de dividirse y el PC extinguirse.

 

Hasta donde conozco, tengo la impresión que está crisis ha sido ocasionado principalmente por desencuentros personales debido a que determinadas espectativas individuales no fueron satisfechas de manera correcta.

 

A partir de esa frustración de algunos militantes se fueron alimentando los resentimientos personales que luego hizo crisis en el ámbito partidario, y que por una visión estrecha y actitud irresponsable, se trasladó automáticamente al interior de la FDTC.

 

No he visto ni he leído que las diferencias que dicen los dividen, hayan sido producto de un debate o confrontación de dos proyectos políticos antagónicos. Quien sostenga que la pelea en el comité regional del PC, son por razones ideológicas o programáticas, simplemente se está autoengañando y curando en salud para poder justificar ese dañino y destructivo espíritu sectario que hoy está liquidando tanto al PC como a la FDTC.

 

Por eso que la realización de dos congresos paralelos de la FDTC ha tenido como único objetivo capturar burocraticamente la dirigencia de la central de Emiliano Huamantica.

 

Ni en los peores momentos, cuando la represión buscó destruir a la FDTC encarcelando a sus dirigentes, ni la acción del sindicalismo amarillo practicado por la CTP o los intentos divisionistas de la ultraizquierda en la década de 1970, lograron doblegar la unidad clasista de la FDTC.

 

Lo que el enemigo de clase siempre acarició pero nunca consiguió, la actitud infantil y falta de perspectivas políticas de una nueva generación de comunistas que han sido ganados por el pragmatismo, lo está logrando.

 

En esa pelea personal y burocrática están destruyendo los principios básicos del sindicalismo clasista bajo los cuales fue fundado la FDTC: la concepción del sindicato como un frente único que aglutina a todos los trabajadores y la democracia sindical.

 

Si la FDTC pierde esa su identidad clasista, el movimiento sindical cusqueño pierde su mejor referente social. Sería el triste final de toda una época en la larga y rica trayectoria de la gloriosa FDTC. La historia reciente, de lo que sucede en Construcción Civil, está demostrando que ahí donde el PC pierde presencia en el movimiento sindical, ese vacío es ocupado por la mafia sindical.

 

Por eso que en situaciones de crisis lo mejor es apelar al sentimiento y la razón de las masas. Si la pelea se reduce al control de la FDTC, bueno que Héctor Calla y Edu Mollinedo, las dos cabezas visibles de las “dos federaciones”, vayan a una eleccion democrática bajo el criterio de un afiliado un voto. Es preferible intentar salvar por lo menos los muebles viejos en este incendio provocado por aprendices piromaniaticos que buscan arrasar con años de historia y destruir por completo el sueño de la revolución.

 

Hace 90 años una heroica generación de comunistas forjó la FDTC y con mística y convicción revolucionaria enseñaron a los trabajadores a cantar las letras de la internacional comunista ¡Agrupemonos todos, en la lucha final!

 

Hoy estamos asistiendo a la agonia de ese proyecto.

 

Lamentablemente una generación de comunistas cusqueños que han perdido el sentido de responsabilidad histórica y desde la ofuscación personal estan buscando que las voces disociadoras  impongan su rumbo destructor al movimiento sindical clasista cusqueño, pretenden llevar a los trabajadores a aglutinarse bajo el grito esteril de los que apelan a la derrota y trastocando el sentido real de una práctica unitaria van a terminar balbuceando todo lo contrario a lo que animó el espíritu revolucionario de los que fundaron la FDTC: ¡Dividámonos todos, en la lucha final!

 

No se dan cuenta que con esa conducta sectaria de promover activamente la división de la FDTC, están actuando como los sepultureros de la obra de Simón Herrera, Emiliano Huamantica, Pedro Huilca e Iván Pérez Ruibal.

 

Ojalá que los comunistas cusqueños rectifiquen y busquen, mediante el diálogo, una salida unitaria a la crisis que han llevado a la gloriosa FDTC.

 

Aún están a tiempo. Luego será demasiado tarde.

 

Los trabajadores cusqueños se merecen un Partido Comunista que sea fiel a sus raíces históricas, que jamás abandone sus trincheras de lucha y nunca sea factor de división y destrucción de la gloriosa FDTC.

 

Anuncios

Acerca de Wirataka

"Nada de lo que es humano me es ajeno." Federico Engels
Minientrada | Esta entrada fue publicada en Política y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s