En el país de las improvisaciones

congreso

Por Fredy León

Las declaraciones de Luz Salgado, que plantea la posibilidad de retornar al sistema bicameral y “crear un pequeño senado”, refleja con claridad el nivel de improvisación total e informalidad absoluta con que viene actuando el fujimontesinismo en el Congreso. No creo haber leído en ninguna parte de su plan de gobierno esta propuesta que hoy presenta Luz Salgado como novedad.

Volver al viejo e inoperante sistema bicameral, que fuera derogado justamente por el fujimontesinismo en 1993, es un retroceso y un torpe intento de reproducir la pesada, ineficiente y enmarañada burocracia política del aparato estatal que en nada contribuye al desarrollo del país.

Las declaraciones de Salgado, en el fondo es un reconocimiento tácito de la inoperancia de  quienes dirigen el Congreso y demuestra que la mayoría fujimontesinista no puede, no sabe o no tiene ideas claras de cómo cumplir con sus obligaciones, funciones y responsabilidades de dirigir el Congreso.

El fujimontesinismo, que se vanagloria de haber obtenido la mayoría absoluta en el Congreso, no ha sido capaz de presentar al país su agenda parlamentaria, seguimos esperando las propuestas de reformas políticas –las famosas reformas de tercera generación- que el neoliberalismo los presenta como la solución final para los problemas del país.

El Congreso, bajo la conducción del fujimontesinismo marcha a la deriva, ocupado en cosas insustanciales, desprestigiado en medio de un escándalo de corrupción que le estalló en pleno rostro a Luz Salgado y que no saben como enfrentar. Es un Congreso ganado por la anacrónica rutina parlamentaria de los que no piensan más allá de la coyuntura política o están ocupados en la simple disputa de cuotas de poder.

Ejemplo concreto de la inoperancia del Congreso es el resultado de la primera legislatura. No hay ninguna ley importante que haya sido debatida y aprobada. El tiempo de los congresistas, y por el cual cobran un suculento salario, ha sido ocupado en presentar mociones y saludos ¡1324 mociones de saludos en 4 meses de labor parlamentaria! ¡El 93% de las labores del Congreso dedicado a la vieja ceremonia del besa manos! (Boletín Parlamentario pág. 54 Diciembre 2016).

Salvo la aprobación de la ley del presupuesto o la controvertida censura impuesta -manu militari- contra el ex Ministro de Educación, no hay nada que rescatar de la labor parlamentaria. Las demás 40 leyes aprobadas, excepto la propuesta de reforma constitucional que declara el agua un derecho social, son parte de la rutina y nada más. Los nombramientos de personajes del fujimontesinismo como directores del BCR o el Defensor del Pueblo, sin debate previo, es la demostración de cómo el fujimontesinismo goza de los privilegios que le otorga ser mayoría en el congreso.

Este Congreso, tal como viene funcionando, sobrevive a duras penas ante la indiferencia de la población, su nivel de aprobación es mínimo y arrastra problemas estructurales que lo han convertido en una institución que no sabe cuál es el rol fundamental que debería cumplir en beneficio del país.

En la estructura política del país tenemos los gobiernos municipales, los gobiernos regionales –que no es sino un eufemismo del obsoleto departamentalismo que perdura- y el Congreso Nacional ¿qué sentido práctico tiene crear la cámara de Senadores? Ninguna.

¿Qué función cumpliría el Senado que no puede ser cumplida por el actual Congreso? Ni la misma Salgado lo sabe. Es duplicar innecesariamente las labores parlamentarias y fomentar la existencia de dos cámaras raquíticas.

El grado de improvisación con que actúa el fujimontesinismo en el Congreso es un absurdo y un insulto al país, no solo en el tema de la bicameralidad, sino en otros temas que han sido tratados con urgencia en el Congreso. Es el caso del proyecto de ley de reelección de los Alcaldes. En la anterior legislatura se aprobó una ley que impedía la reelección de los alcaldes, y los mismos que ayer avalaron esa disposición hoy buscan todo lo contrario. Lo que han escrito ayer con la mano pretenden borran hoy con el codo, sin un debate ni análisis profundo, todo dentro de las mas bizarra informalidad que lo único que consigue es debilitar aún más nuestra precaria institucionalidad democrática.

No hay caso, el fujimontesinismo es todo un monumento a la improvisación. No pueden dirigir el Congreso y quieren revivir la obsoleta Cámara de Senadores.

 

Anuncios

Acerca de Wirataka

"Nada de lo que es humano me es ajeno." Federico Engels
Minientrada | Esta entrada fue publicada en Política y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s