Tubino, el facho pulcro

tubino

Por Fredy León

Parece un personaje sacado del sarcófago, con el pensamiento anquilosado, lleno de taras, complejos y prejuicios que debe ser el deleite de Alberto y Vladimiro, esos dos tristes personajes que gustaban del buen vestir y hasta utilizaban corbatas del mismo color, comprado en alguna exclusiva tienda londinense, a la par que tenían las manos y la conciencia sucia, como palo de gallinero.

Tubino cree que las miserias morales y la decadencia del pensamiento se pueden disimular bajo el límpido traje, con un par de sacos y algunas corbatas relucientes, y que el congreso puede mejorar su alicaída imagen convirtiéndose en una pasarela con luces de neón, donde desfilen los representantes de la patria a la vieja usanza colonial, bañados en agua de azahares y vestidos con toga y corbata, aunque debajo de esa vestimenta se oculten las peores artimañas.

El buen Tubino es de esos rancios creyentes que viven gustosos en el mundo de la doble moral, apegados al espíritu de ese viejo dicho, «Dios perdona el pecado pero no el escándalo.»

Anuncios

Acerca de Wirataka

"Nada de lo que es humano me es ajeno." Federico Engels
Minientrada | Esta entrada fue publicada en Política y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s