Cholo con plata

cobrador

Por Fredy León

La conmovedora historia que nos cuenta Joaquín Ramírez Gamarra es digna de una película de Hollywood. De cobrador en una combi a millonario. Un cholo tocado por la diosa de la fortuna. El mundo mágico de Disney hecho realidad. Niños mendigos que amanecen convertidos en poderosos principies, y sin ninguna mano oscura de  por medio ni salita con video.

Tuve varios amigos que cachueleaban como cobradores de micros. Ninguno llegó a hacer fortuna alguna, pero sé que gracias a ese sacrificado trabajo muchos de ellos llevan una vida digna. Con su trabajo se ganaron el respeto de sus amigos. Pobres pero dignos, sin que esto signifique una apología de la pobreza, porque hay ricos que han borrado de su vocabulario la palabra dignidad.

Por eso imagino que la historia de los millones de Joaquín es una rara excepción. Una mezcla de suerte, habilidad, empeño, decisión, y quien sabe, alguito mas que los misterios de la vida no alcanzan a explicar.

Como diría Tulio Loza, estamos frente a un cholo de acero inoxidable con habilidades para los negocios, para amasar fortuna de la nada.

Joaquín es un prodigio de la naturaleza, justo el tipo de persona triunfadora que el partido de Keiko necesita y el neoliberalismo promociona por doquier.

Un cholo suertudo con plata, honesto, chambeador, que tiene destreza, conocimientos, experiencia y contactos muy especiales para multiplicar los panes y los peces. Una joya en el mundo de los negocios, que visto bien, con todas esas cualidades que posee, realmente podría ser un Ministro de Economía de lujo.

No creo que después de conocida la conmovedora historia de Joaquín, Keiko sea tan ingrata con su propio Secretario General y lo margine por el simple hecho de ser cholo y con platita bien ganada.

Si Joaquín de la nada creo su fortuna, que ya va por algunos milloncitos de dólares y con varias propiedades en los mismísimos United States, imagínense lo que podría hacer como Ministro de Economía y manejando las cuentas nacionales.

¡Todos nos pondríamos a laborar como boleteros y veríamos como crece como por arte de magia los alicaídos ingresos nacionales!

Conozco muchos amigos economistas que a duras penas sobreviven con su magro sueldo de docentes universitarios y creo que no dudarían un instante en abandonar su profesión para dedicarse a una actividad mas lucrativa, por ejemplo boletero de combis.

Ellos se pasaron toda su vida estudiando a Adan Smith e intentando descifrar el misterioso secreto de las naciones que encierra la economía para poder incrementar sus riquezas propias y ajenas, pero andan más misios que parroquia de pueblo. Son unos genios en las aulas pero no tienen la experiencia práctica que Joaquín ha demostrado para crear riqueza de la nada.

Joaquín sin necesidad de haber leído a Adan Smith, August Von Hayek, Milton Friedman etc., ha sido capaz de incrementar sus magros ingresos que obtenía como boletero en una de esas destartaladas combis y amasar una nada despreciable fortuna.

Justo el paradigma del hombre exitoso que Hernando de Soto, el autor «Del misterio del capital» viene predicando desde la noche de los tiempos. Joaquín es el eslabón perdido que explica como el sueño de los informales se puede hacer realidad y convertirse millonario de la noche a la mañana.

Solo los envidiosos de siempre pueden atreverse a echar sombras y dudar de las habilidades naturales para los negocios que Joaquín Ramírez Gamarra posee, de esa su pasión demostrada para convertir los boletos de microbusero en dólares limpios, constantes y sonantes. El que lava una vez, lava toda la vida.

Joaquín Ramírez Gamarra podrá ser un político mediocre, con un discurso aburrido, un nivel intelectual muy por debajo del promedio medio de los peruanos, un parlamentario del montón que muestra grandes dificultades para articular un discurso en el Parlamento, pero nadie podrá negar que es un exitoso hombre de negocios, un discreto discípulo del Doc, el hombre fuerte del partido fujimontesisnista, y que en sus momentos difíciles cuenta con los parabienes de Keiko y la defensa cerrada de esa pequeña cofradía de dichosos bienaventurados que se comportan como una mafia yakuzi.

Un cholo con plata, y si esa plata fue ganada de manera honesta -como repite Joaquín hasta el cansancio- la nación le debe un monumento.

 

 

Anuncios

Acerca de Wirataka

"Nada de lo que es humano me es ajeno." Federico Engels
Minientrada | Esta entrada fue publicada en Política y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s