De casta le viene a Kenji

66bd781690ad90ea7154a7e233636669

Por Fredy León

Uno nunca sabe que es lo que el clan Fujimori se las trae bajo la mesa, pues como buenos discípulos de Vladimiro Montesinos, les encanta sentirse importantes. Para ellos, el país es un simple accidente geográfico, un pedazo de tierra que se ganaron sin esfuerzo por esos azares que tiene el destino; y la política, una suerte de juegos de poder que discurre bajo las sombras de sus oscuros intereses de ese clan familiar fundado por don Alberto Fujimori y que controla con mano de hierro ese remedo de partido llamado Fuerza Popular.

Las declaraciones de Keiko señalando que en el aún lejano 2021, Kenji no será candidato presidencial o es un lapsus lingües o una bravata familiar de las que nos tienen acostumbrados.

En principio, si Keiko es elegida presidenta, Kenji legalmente no puede postular el 2021. Salvo que la mayoría parlamentaria que han conseguido en el Congreso nos regale otra interpretación verdadera y promulguen una ley con nombre propio para prolongar la dinastía familiar.

En segundo lugar, para la designación del candidato presidencial existe algo que se llama formalidad legal, esa que no aplicaron para designar a Keiko como su candidata. Es cierto, el fujimontesinismo nunca se fija en las formalidades y siempre hacen lo que quieren, y Como Fuerza Popular es cualquier cosa menos una organización política seria y respetable, la mafia familiar tiene las manos libres para hacer y deshacer a su libre albedrío. Por esa razón, imagino que el menor del clan Fujimori cree que él es el siguiente en la línea de sucesión familiar, y por lo tanto, lo único que hace al autoproclamarse candidato presidencial para el 2021, es ejercer desde ya su derecho hereditario.

De casta le viene al galgo el ser rabilargo. Si Alberto Fujimori decía que el partido era él, es casi comprensible que tanto Keiko como Kenji crean lo mismo. El único problema es que como en todo clan que se respete en esa organización mafiosa solo puede mandar una persona. En un clan no puede haber termocéfalos. Y si surgen, es porque el olor de la sangre está tocando las puertas del clan Fujimori.

Por el momento, el fujimontesinismo solo ha ganado el control del Congreso, pero Keiko y Kenji ya se creen los nuevos emperadores y han empezado a disputarse el reparto de ese pedazo de tarta llamada Perú.

Veremos como se acomodan las fichas. Este amago de pugna entre Keiko y Kenji por el control del clan familiar recien empieza y promete ser entetenido.

 

Anuncios

Acerca de Wirataka

"Nada de lo que es humano me es ajeno." Federico Engels
Esta entrada fue publicada en Política y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s