Duele el Cusco

Por Fredy León

17 candidatos al gobierno regional, y un número similar de postulantes a la municipalidad del Cusco, no es necesariamente muestra de fortaleza democrática ni expresión de pluralismo político; sino todo lo contrario, es la manifestación de la precariedad democrática y crisis de representación política que vive la sociedad cusqueña.

Esta excesiva proliferación de candidatos va originar una caótica campaña electoral (se imaginan un debate con los 17 aspirantes) sin posibilidades de confrontar planes de gobierno (digo si es que lo tienen) ni demostrar si están capacitados para gobernar la región y la ciudad o si tienen un equipo técnico solvente para cumplir sus ofertas electorales. A falta de ideas las imágenes o las conductas folcklóricas de los candidatos van a copar los medios de comunicación.

Como resultado de esta masificación de ambiciones lo más probable es que habrá una dispersión de votos que restará legitimidad a los elegidos. Tendremos autoridades sin respaldo social para gobernar.

Pero aquí llueve sobre mojado. Una somera revisión de las listas que participan demuestra que las agrupaciones políticas han coptado a última hora a sus candidatos. Los que aspiran a gobernar no mantienen un vínculo orgánico con la agrupación política por la que postulan; estamos ante una peligrosa simbiosis entre oportunismo político y ambiciones personales que, como ya hemos visto en la gestión de Moscoso y Licuona, en algún momento van hacer crisis.

Y es que no ha existido por parte de las franquicias electorales el mínimo intento de pensar la problemática regional y municipal: ninguna de las agrupaciones políticas que participan en la contienda electoral hicieron el esfuerzo para elaborar, con algo de seriedad, sus propuestas y plasmarlos en un plan de gobierno.

Sin planes de gobierno ni equipo técnico que asuman la responsabilidad de su ejecución, la improvisación y los humores de los elegidos van a seguir llevando al caos a la ciudad. Una ciudad que por su historia y significado merecía algo más que la mediocridad de ideas que muestran los que hoy van en busca del voto ciudadano para administrar los presupuestos regional y municipal.

Anuncios
Minientrada | Publicado el por | Deja un comentario

Y sin embargo algo se mueve

Por Fredy León

Cuando Martín Vizcarra asumió la presidencia de la república afirmamos, en ese entonces, que Vizcarra estaba frente a un momento histórico y “que su paso providencial por la presidencia, solo tiene sentido sentido real si se atreve a enderezar el sinuoso curso de la historia de esa república de esperpento, maltratada y despojada de todo sentido de nobleza por acción de una clase política mediocre y corrupta.”

Luego de juramentar al cargo, y a pesar de reconocer la gravedad de la situación política que vivía el país, Vizcarra no asumió ninguna iniciativa de importancia para “enderezar el sinuoso curso de la historia”; su deslucido discurso mostraba a un presidente cuya máxima ambición se reducía a culminar, sin mayores sobresaltos, su mandato presidencial; y su desfigurado gabinete era más de lo mismo, un grupo de burócratas grises sin mas aspiraciones que llegar a fin de mes sentados en su sillón ministerial.

Hasta hace poco, la gestión de Vizcarra se caracterizó por intentar eludir enfrentarse directamente con la mafia corrupta que controla importantes mecanismos del poder en el país. Para muchos, la pobre imagen que proyectaba Vizcarra era la de un presidente dubitativo, con una mentalidad corto placista que contemplaba impasible la descomposición del país y que pensaba que, en esas circunstancias, gobernar era el arte de no hacer nada.

Pero como dice el dicho, “Dios perdona el pecado pero no el escándalo.”

Tuvo que suceder el escándalo de las conversaciones de magistrados, jueces y empresarios corruptos para que Vizcarra recien se diera por enterado de la podredumbre mafiosa instalada en las altas esferas del Poder Judicial. La difusión de esos audios produjo una ola de indignación popular que obligaron al gobierno a actuar.

Las circunstancias especiales y el clamor de la calle hicieron que Vizcarra abandonara su inacción y propusiera algunas medidas para combatir los nuevos actos de corrupción que estallaron ante sus ojos. Aquí el presidente Vizcarra enfrentó un gran dilema: pudo elegir entre ser el estadista que diseñe la nueva estructura institucional o ser un simple político abocado a reparar los daños irreversibles del viejo edificio estatal.

Vizcarra eligió lo segundo.

Vizcarra parte del supuesto que la corrupción en el país es un problema aislado de la sociedad y que se produce por la conducta venal de algunos magistrados y funcionarios públicos que se corrompen y se venden al mejor postor. A lo mucho, la corrupción es visto como un problema de conciencia individual y conducta personal y no como el mecanismo que se ha impuesto en la sociedad y que es la vía para alcanzar una determinada jerarquía social y formar parte de una estructura de poder que valora el éxito individual en función de la habilidad que tienen para acumular dinero.

Las medidas propuestas por Vizcarra apuntalan únicamente a querer podar las ramas de la corrupción sin tocar las raíces que alimentan el frondoso árbol de la corrupción que cubre toda la sociedad. Y es que cuando hablamos de la corrupción, los nombres de Hinostroza, Camayo, Oviedo, Ríos, Ramírez, Becerril, no pueden estar separados de los de Keiko, Alan, Toledo, PPK, Castañeda, Kuori etc.

“Lava juez” no puede ser explicado sin “lava jato.”

No es que sean malas las propuestas hechas por el presidente Vizcarra, sino que son insuficientes. No se puede desligar dinero, poder y corrupción si es que realmente se quiere combatir la corrupción.

Combatir la corrupción en el Poder Judicial tiene que ser visto de manera integral y debería partir preguntándonos desde la clase de abogados que las universidades producen, pues de ahí provienen los jueces peseteros que luego corrompen la administración de justicia; el rol del colegio de abogados; la función que deberían cumplir los órganos de control interno y la falta de mecanismos reales para que la sociedad controle el funcionamiento de la administración de justicia en el país.

En el ámbito político proponer la no reelección de los congresistas es una medida controversial que no garantiza que el remedio sea mejor que la enfermedad. Es cierto, el congreso bajo el control del fujimontesinismo ha perdido todo signo de respeto y viene siendo utilizado como un botín político en beneficio de una familia. Creo que en vez de prohibir la reelección de los congresistas hay que apuntar hacia las fuentes de financiamiento de las costosas campañas electorales y permitir a los electores la posibilidad de poder revocar el mandato popular a mitad del periodo de los congresistas que no hayan cumplido con su compromiso electoral.

De igual manera, la propuesta de creación del Senado me parece un tremendo error, una medida burocrática que privilegia una salida por las alturas bajo el prurito que las leyes aprobadas por el congreso son malas por un tema semántico y no por que responden a una determinada correlación de fuerzas políticas.

Y una duda adicional ¿Cómo conjugar no reelección con creación del Senado? Somos el país de las improvisaciones y los caminos a medio andar. En vez de crear otro elefante blanco que va recentralizar las decisiones políticas, se debería culminar el proceso de regionalización y fortalecer la democracia local.

La reforma política tiene sentido cuando junto a depurar las instituciones promueve a formar ciudadanos concientes del valor que tiene vivr en demoracia y la importancia del voto popular. Al fnal somos nosotros mismos parte del problema pues con nuestros votos elegimos a los políticos que nos representan.

Pero como dicen, la pelea se gana peleando.

Vizcarra con la convocatoria al referendum ha abierto una grieta en la lucha contra la corrupción y ha colocado, por primera vez, a la defensiva a la mafia aprofujimontesinista. Ahora toca al movimiento popular ensanchar esa grieta y luchar por que en el referendum se incluya la madre de todos los problemas ¿Está de acuerdo con que se convoque a una Asamblea Constituyente?

Ese creo debería ser el sentido principal de la lucha de aquí hasta lograr que se concretice la propuesta realizada por Vizcarra. El referendum, para que tenga importancia, tiene que dejar en manos de la población la decisión sobre los principales asuntos políticos del país.

Y el principal problema del país es la constitución que nos ha heredado el regimen corrupto y mafiosos del fujimontesinismo.

Minientrada | Publicado el por | Etiquetado | Deja un comentario

El discurso light sobre la corrupcióm

Por Fredy León

Los nuevos escándalos de corrupción que han remecido los débiles cimientos del Poder Judicial han llevado a que cientos de miles de peruanos salgan a las calles a protestar y expresar su indignación frente a los casos de corrupción y exigir al gobierno que tome medidas drásticas para sancionar penalmente a los magistrados corruptos.

La corrupción se ha convertido en el problema urgente a solucionar, pero más allá de las protestas e indignación ciudadana, en la sociedad no existe consenso en cómo enfrentar el grave problema de la corrupción, y hay opiniones que van desde los maximalistas que se escudan en esa descabellada consigna “que se vayan todos”, hasta los negacionistas que ven todos estos escándalos como una conspiración montada por “los caviares” para tomar por asalto el Poder Judicial.

En la sociedad se ha instalado un ambiente enrarecido de desconfianza total, falta de claridad y ausencia de una voluntad política para luchar frontalmente contra la corrupción. El “caiga quien caiga” sigue siendo una frase irrelevante. Y es que como en muchas otras situaciones, la pita de la corrupción se ha roto únicamente por el lado más débil, y poco o nada se ha hecho para sancionar a los verdaderos peces gordos que manejan los hilos de la corrupción.

La falta de resultados concretos en las investigaciones del escándalo de Odebrecht deja un sabor amargo. A la corrupción dificilmente se la va derrotar utilizando guantes de seda.

Pero no es solo la impunidad que gozan los corruptos lo que enerva, sino que últimamente viene cobrando fuerza algunas voces que, desde una supuesta imparcialidad y amparados en el formalismo político, estan construyendo un discurso dedicado a minimizar las denuncias de corrupción.

Es el caso del controvertido nuevo Fiscal de la Nación, Pedro Chávarry, quien sostiene que en el país ”Hay corrupción, pero es manejable” (El Comercio) O del destacado periodista Jaime de Althaus que afirma que “lo que hemos tenido es el avance creciente de un ordenamiento mafioso favorecido por una descentralización mal hecha.” (Lampadia.com)

En otras palabras, para el Fiscal la corrupción se reduce a unas cuantas manzanas podridas; y para el periodista Jaime de Althaus, la corrupción es sobre todo un problema focalizado en los gobiernos regionales y municipales. El primero nos dice que para acabar con la corrupción basta con botar a esas manzanas podridas, mientras que el segundo propone enfilar la lucha contra los “ladrones de gallinas.”

Por eso que no nos sorprende que en medio de la incertidumbre que reina en el gobierno, los grandes corruptos de Lava Jato, como la misteriosa señora K, AG o Toledo, sigan gozando de buena salud.

Minientrada | Publicado el por | Deja un comentario

¿Podar o arrancar?

Por Fredy León

Somos críticos de Vizcarra, no compartimos su diagnóstico de la situación del país expuesto en su discurso cuando asumió la presidencia de la república, tampoco la composición de su gabinete ni su actitud genuflexa que mantiene frente a la alianza aprofujimontesinista.

Vizcarra no es un recien llegado a la política, ha sido vice presidente de PPK y fue parte principal del primer gabinete hasta que se vió obligado a renunciar y autoexiliarse en Canadá, luego de haberse visto involucrado en el caso de la fallida licitación del aeropuerto internacional de Chincheros.

Vizcarra asumió el país en un ambiente de crisis y degradación de la vida pública y no tomó ninguna medida para combatir la corrupción. Desde la asunción de la presidencia, Vizcarra renunció a gobernar y quizo dedicarse a administrar la rutina de un gobierno anodino sin ideas ni rumbo.

Hasta ahora.

El nuevo escándalo de corrupción que compromete seriamente la credibilidad del Poder Judicial le ha obligado a tomar posición.

Luego de una actitud contemplativa y meliflua, Vizcarra ha decidido convocar al pleno del congreso para que decida la destitución de todos los miembros del Consejo Nacional de la Magistratura, órgano que fue tomado por una mafia corrupta, y cuyas ramificaciones llegan hasta el congreso.

En estas circunstancias delicada que vive el país hastiado de los sucesivos escándalos de corrupción y la falta de voluntad política para que los peces gordos sean sancionados, Vizcarra tiene dos opciones: o se dedica únicamente a podar las ramas podridas por los escándalos de corrupción o se decide -de una vez por todas- a arrancar de raíz el infecto árbol de la corrupción.

Solo el tiempo dirá cuál de las dos opciones tomará Vizcarra. Y mientras tanto, sólo la actitud del pueblo puede ser garantía para derrotar a los corruptos y erradicar la corrupción de la vida pública del país.

Minientrada | Publicado el por | Deja un comentario

La selección es la patria

Por Fredy León

10 mil kilómetros recorridos en 21 días -y sin haber pinchado un solo neumático- han dejado un torbellino de gratos recuerdos. Viajar por Rusia, ese inmenso país que aún despierta miles de interrogantes y vivir la fiesta del mundial, alentando a la blanquirroja, fue una linda vivencia; pero como muy bien dicen, en la vida la dicha no es eterna y todo tiene su final. La prematura eliminación de la selección le quitó su encanto mágico al mundial. Futbolísticamente hablando, la selección mereció mejor suerte, pero hay que reconocer que al fútbol peruano le falta más calidad para competir con éxito a nivel mundial; pero a pesar del fracaso, creo haber vivido con una pasión, al borde del éxtasis total, la presencia de la blanquirroja en el mundial de Rusia 2018. De esos 21 inolvidables días me quedo con tres recuerdos:

 

– La actitud de los hinchas peruanos. Su alegría y aliento incondicional a la blanquirroja, tanto en el estadio como fuera de ella, fue espectacular. Rusia, para los peruanos, fue una fiesta y lo vivido en Saransk, no hay forma de describirlo. Más de 40 mil peruanos desfilando por esa hermosa avenida, la Volgogradskaya Ulitsa, rumbo al Mordovia Arena, remeciendo la tranquilidad de la ciudad con los cánticos y gritos de alientos que anunciaban el regreso de la blanquirroja a la cita mundialista, fue algo que difícilmente puede repetirse. Fueron momentos impresionantes que había que vivirlo para poder contarlo. En Saransk, Rusia se rindió ante la alegría de la hinchada peruana, y toda una nación vio que con fe y pasión los peruanos podemos lograr muchas cosas, no solo a nivel del fútbol, sino fundamentalmente a nivel de nuestra sociedad.

 

– “Cuando despiertan mis ojos y veo, que sigo viviendo contigo Perú” Como acertadamente lo dijo un periodista brasileño, en el Mordovia Arena debió haber un genio para, minutos antes del encuentro con Dinamarca, poner esa hermosa composición y dejar que al compás de las voces de los inolvidables Arturo “zambo” Cavero y Óscar Avilés, miles de peruanos se pusieran de pie e hicieran vibrar de emoción total a todo el estadio, entonando a puro pulmón las letras de esa bella melodía. Fue un momento indescriptible, y no es exageración decir que en esos dos largos minutos, todo un pueblo sintió la emoción de verse identificado, no solo con esa canción, sino con una patria que lucha por encontrar su propio camino de progreso y bienestar general.

 

– La nobleza del pueblo ruso. Por todos los lugares que hemos recorrido, desde Sochi, que es la parte más occidental de Rusia, hasta Yekaterimburgo, la puerta de entrada a Euroasia, y a pesar de los inconvenientes del idioma, hemos sentido un calor humano y un trato amable, gentil y hospitalario por parte de los rusos que siempre se mostraron muy amables y dispuestos a brindarnos lo mejor de su amistad. En nuestro largo recorrido hemos conocido a personas bellas y dejado lindas amistades que dicen mucho de la nobleza del pueblo ruso. A todos ellos ¡Bol’shoye spasibo! (¡Muchas gracias!)

 

Decía el filósofo francés Albert Camus, “La bandera de la patria es la camiseta de la selección nacional de fútbol. No hay lugar en el mundo donde un hombre pueda sentirse más contento que en un estadio de fútbol.” Y creo que esto vale más para países que tienen destinos inciertos, como el nuestro. En nuestro país el fútbol actúa como un refugio durante 90 minutos donde se manifiestan esos sentimientos de identidad que nos unen bajo un objetivo común. Lo que a veces la política no llega a entender o concretizar, se expresa o se logra con mayor naturalidad a nivel del fútbol.

 

Si algo podemos aprender de esos minutos vividos en el mundial, donde por un instante todos fuimos una sola voz y vestimos una sola camiseta, es que el fútbol nos puede ayudar a reencontrarnos como nación y descubrir esa verdad que está oculta bajo la pasión por el deporte rey, y es que como escribió el mítico jugador argentino Santiago Solari “Lo que un pueblo es a nivel emocional, ético, moral, cultural y educativo se ve reflejado en el ámbito de su fútbol: cómo se comporta y se expresa su gente; cómo se respeta entre sí, su respeto por las reglas; cómo se desenvuelven las fuerzas del orden; cómo actúan los representantes de los clubes; cómo funcionan sus leyes y su justicia; cómo funciona su política y sus políticos; cómo retransmiten e informan los medios…” (Santiago Solari, “Alegato por el fútbol”)

 

Vale la pena recordarlo ahora que todos volvemos a la normalidad, que la vida vuelve a su curso y hay que seguir luchando para tener un país que no solo se emocione durante 90 minutos, sino que tenga la capacidad para que esa alegría y felicidad, vivida por nuestro pueblo durante el mundial, sea parte sustancial de nuestra historia. Fue lindo gritar a viva voz el primer gol de Carrillo contra Australia, pero más lindo y emocionante será cuando nuestro pueblo grite el ansiado gol de nuestro querido Perú contra la injusticia y la miseria.

 

Minientrada | Publicado el por | Etiquetado | Deja un comentario

¿Una lágrima por el Congreso?

Por Fredy León

Salvo la destitución de PPK, el Congreso se ha convertido en un ente intrascendente; no hay nada que rescatar, ni una ley que valga la pena mencionar, lo único que ha generado en estos dos largos años, bajo el control del fujimontesinismo, ha sido rechazo e indignación en la ciudadania, hasta el extremo que en las calles son cada vez más los que piden abiertamente que cierren el congreso. Si esto sucedería –cosa que ahora lo veo improbable- creo que nadie derramaría una lágrima por el Congreso.

Decir que el Congreso es sinómino de democracia, resulta hoy un chiste de pésimo gusto.

¿Cómo hemos llegado a esta situación de extremo descrédito del Congreso?

El resultado de las elecciones le dieron la mayoría absoluta en el congreso al fujimontesinismo. Esa mayoría no tenía ni la mínima idea de qué hacer en el congreso y nunca presentaron al país su agenda parlamentaria, porque simplemente nunca la tuvieron. Sus prioridades eran otras. El Congreso quedó subordinado a las ambiciones personales de Keiko y el fujimontesinismo utilizó ese poder como su botín político para sastisfacer esa vieja y corrupta práctica del clientelaje partidario colocando a sus incondicionales en las planillas del congreso. (Más de 600, según declaración de Kenji al programa radial de Rosa María Palacios)

En un ambiente político de absoluta mediocridad, la mayoría de los congresistas electos llegaron al parlamento con la obsesión de solucionar sus problemas de la vida. Me atrevo a afirmar que para muchos de nuestros congresistas, salir elegidos fue como ganarse la “tinka”.

En el Perú de hoy ser congresista se ha convertido en todo un privilegio económico, tanto por el excesivo sueldo que perciben como por las innumerables gollerías que obtienen. No existe ninguna relación entre el trabajo que realiza un congresista y el pago que reciben por esa labor. Además, ser representante político debería ser visto como un compromiso social y no como una puerta abierta para obtener privilegios económicos.

Si no se modifican estos dos apectos, importancia de que las fuerzas políticas presenten una agenda parlamentaria y necesidad que los sueldos que perciben los congresistas se determine de acuerdo a la realidad del país y tomando como base el concepto que la política es un compromiso social con el país y no una actividad para el lucro y beneficio personal; me temo que nuestro Congreso seguirá siendo visto como un botín al servicio de intereses particulares y en desmedro de la sociedad.

Minientrada | Publicado el por | Etiquetado | Deja un comentario

Las rabonas del olvido

Por Fredy León

“Todo se hunde en la niebla del olvido pero cuando la niebla se despeja el olvido está lleno de memoria”
Mario Benedetti

Decía el filósofo búlgaro-francés Tzvetan Tódorov que “para separar a los historiadores de los fabuladores, a los testigos de los mitómanos, se recurre a una prueba de verdad relativamente sencilla: ¿esos hechos realmente sucedieron?”

La memoria es la forma cómo recordamos esos hechos; un intento de aproximarnos, desde el presente, al pasado para descubrir la verdad de los hechos.

El olvido es todo lo contrario. Es el tiempo cubierto de polvo, es la fragmentación de la memoria en retazos inconexos para distorsionar -o negar- los hechos.

El olvido es negarnos a nosotros mismos como seres humanos.

Y eso es lo que buscan las rabonas del olvido con esa desesperada campaña que vienen realizando contra el museo Lugar de la Memoria.

Ellos quisieran que los crímenes de unos purifiquen los asesinatos de los otros; que las atrocidades cometidas por Sendero Luminoso oscurezcan las barbaridades perpetradas por los militares; que la cuota de sangre que exigia Abimael justifique las fosas comunes cavadas durante los gobiernos de Belaunde, Alan y Fujimori.

Las rabonas quieren el olvido para imponer la impunidad de los verdugos. Nosotros buscamos la memoria para que las víctimas encuentren justicia.

Minientrada | Publicado el por | Etiquetado | Deja un comentario